¿Por qué escribí Rendición?
On Octubre 29, 2014 | 1 Comments
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Ya ha pasado casi un mes desde que Planeta sacara la novela Rendición bajo el sello Zafiro y creo que, para acercarme un poco más a esos lectores que la han leído, para que conozcáis un poco más lo que hay detrás de Rendición, los motivos que me llevaron a escribirla y, sobre todo, por qué es así, por qué sus personajes son como son, la trama y todo lo demás, es que he pensado que, ¿qué mejor manera que abrirme todo lo que pueda a vosotros? Así que aquí estoy con un artículo que me hace preguntarme a mí misma: ¿Por qué escribí Rendición?

Rendición, Kayla Leiz

El origen de Rendición

Aquellos que me habéis seguido de hace tiempo, o que habéis cotilleado por el blog, sabréis que Rendición no se llamaba así al principio. El título que tenía, provisional porque no me terminaba de gustar, aunque sí es verdad que cogía toda la esencia de la novela, era Retribución de Amor, por el hecho de que Wolf lo único que quiere es devolverla a la vida y al amor, ya sea con él o con otra persona. Sin embargo, tras aceptar Planeta publicarla nos decantamos por otro título que además estuviera más acorde con las tendencias que se llevan ahora al sacar una novela: que sean títulos cortos y muy llamativos. Así que después de buscar, nos quedamos con Rendición.

¿Y por qué Rendición? Pues porque tiene un doble sentido, al menos para mí. Rendición puede ser vista desde el personaje de Wolf, que se rinde a su amor y lucha por él (creo que al contrario que en otras novelas). Rendición puede ser vista desde el personaje de Shanie porque ella se rinde a Wolf y deja que, lo que quiere enseñarle, le llegue al corazón, le demuestre que, en la vida, no importa el físico tanto como sí la persona que hay detrás del mismo.

Por eso es que escogimos Rendición, un título que le sirve a los dos personajes.

Pero aún hay más…

¿Cómo nació Rendición?

Rendición, Kayla LeizDe nuevo, aquellos y aquellas que me siguen saben que tengo unas libretas donde apunto las ideas para futuras novelas. Esta en concreto estaba en la primera libreta y puedo decir que tiene historia. La empecé el 12 de agosto de 2011 acabándola a finales de agosto del 2013… Sí, lo sé, me llevó mucho tiempo para lo cortita que es pero es que ahí es donde puedo comentar que tiene historia y, al mismo tiempo, una parte de mí. La novela cobró vida de camino al dentista. No sé por qué, muchas de las historias se me ocurren en ese trayecto que es un poco largo, y como además tengo de espera entre una hora y dos para que me atienda pues me da tiempo a pensar mucho.

Ese día llevaba conmigo un libro electrónico con el que se podía escribir con un bolígrafo especial y no podía dejar de darle vueltas a la historia así que, dicho y hecho, a mano, como pude, empecé a escribirlo (es horrible eso de escribir cuando no tienes mucha idea de cómo se escribe en esos aparatos, además de que es pequeño). El resultado fue que, cuando me tocaba, tenía el primer capítulo escrito por completo (para pasarlo al ordenador, vamos) y con ganas de seguirla. De hecho, todavía conservo esos archivos que fueron el primer capítulo en ese libro electrónico.

Así que puedo decir que su origen fue ese pero, como te he comentado, hay algo más. Y es que, como ves, las fechas son muy largas para una novela corta. ¿Qué pasó en esa época? Pues lo que pasó fui yo. Tuve un traspiés que me hizo estar un poco apática, no al punto de Shanie, pero casi. No me interesaba nada, solo quería dedicarme a trabajar y que nadie me molestara, mucho menos los hombres, a los que dejé por imposibles. Shanie tiene un poquito de mí porque sé exactamente lo que se siente en los momentos en que ya no tienes ganas de seguir adelante, que has luchado todo lo que has podido y al final te han ganado, que tiras la toalla. Pero, como Shanie, luché, y tuve la ayuda de una persona que me hizo mirar hacia delante con ilusión, que me sacó de ese caparazón y me demostró que había muchas cosas en la vida por las que había que vivir.

Ese es el verdadero origen de Rendición.

Me costó terminarla, lo reconozco. Al principio fui bien hasta el capítulo 11 pero después me quedé un poco pausada por el trabajo, con una época buena, no como ahora, lo que me hizo tener que dejar la escritura en un segundo plano. Entre eso, retomar la novela y volver a reencontrarme con mis personajes, fue el tiempo que tardé pero finalmente lo hice y bueno, el resultado me gustó.

El argumento de Rendición

En este punto no quiero desvelar mucho sobre el argumento de Rendición aunque seguro que ya habréis visto algo o leído algo sobre la misma. ¿Qué puedo decir? Rendición es la historia de una joven con aspecto de niña y un hombre que jamás pensó que encontraría el amor. Es la historia de lucha, no de la mujer hacia el hombre, sino el hombre hacia la mujer, de un hombre que se preocupa por esa persona, que la saca de una enfermedad porque sí, la apatía es una enfermedad que padecen muchas personas aunque no te des cuenta.

De hecho, antes de ponerme a escribir quise documentarme un poco acerca de la misma para no meter la pata demasiado y, aunque en la novela solo se vislumbra un poco de lo que es la enfermedad así como el tratamiento que tiene, porque es una novela corta y tampoco podía excederme demasiado en el número de páginas que me habían comentado. Por eso es que me centré en lo que debía. Poco más.

Para aquellos que no hayan leído nada de ella, la historia trata sobre Wolf, un hombre que tiene una discoteca y, tras ayudar a una mujer con otra persona, la atracción es tal que no puede evitar lo que ocurre. Pero, si te das cuenta de que es “una niña” y además que no ha tenido “experiencias”, lo lógico es que no quieras que esté con un hombre mayor, ¿no? Pero, ¿y si se equivocó y por culpa de él ha hecho que se derrumbe y se vuelva apática? Entonces es hora de devolverla a la vida, de compensarla por lo que le hizo en su momento.

Rendición, Kayla Leiz

Los personajes de Rendición

Para quien no lo sepa, Rendición tiene tres personajes importantes en la trama y en los que se centra toda la historia y que paso a comentarlos.

Wolf. Un hombre de 30 años, dueño de una discoteca. Un hombre capaz de ligar con cualquier mujer, muy seguro de sí mismo, que sabe lo que hacer, cómo hacerlo, cuándo, dónde, con quién… En definitiva, una persona que vive la vida con intensidad.

Shanie. Una mujer de 27 años cuando se inicia la historia solo que, su rostro,y el físico que tiene, hace que pueda pasar por una chica de 16 años. Al contrario que Wolf, es muy insegura y su propio físico hace que siempre tenga que justificarse por lo que, cuando una está toda la vida luchando por defenderse, llega un momento en que se rinde.

Will. El mejor amigo de Wolf. Es una persona que puede provocar rechazo (por su condición o por la intensidad de su personalidad), o que puede encantar. Pero lo que está claro es que vive la vida como Wolf, sabiendo jugar bien sus cartas y disfrutando al máximo.

Algunas críticas sobre Rendición

Aunque no diga nada, soy muy curiosa acerca de saber lo que opinan de mis novelas, y más de Rendición porque ha sido la oportunidad que Planeta me ha dado para ver lo que valgo. Me sentí un poco triste cuando vi que no transcurrieron ni 18 horas y ya se podía encontrar por la red de forma gratuita. No es que no me importara, pero quise pensar que así me leerían más. No sé si habrá sido así.

Lo que sí sé son los comentarios, tanto positivos, como negativos, como destructivos, que hay por la red. Así que, si me permitís, me gustaría hablar un poquito de ellos:

Los personajes son planos, sin consistencia

Los personajes tienen una descripción, una historia que narrar. Viven el presente, no hay ni pasado ni futuro, solo presente. Por eso es que no puedo darles a los personajes una vida profunda, una personalidad intensa porque, para ello, necesitaría muchas más páginas, muchas más novela.

Lo que sí que no creo es que Shanie o Wolf sean personajes planos. Cada uno tiene una historia que contar, una vida que puede ser la de muchos, y es posible que se hayan visto identificados en ellos, aunque solo sea un poco. Para mí, es más que suficiente.

La trama no es realista

Yo me caracterizo por querer huir del realismo. Por eso escribo ficción. No creo que todos los libros que leamos pensemos que van a ser realistas. Uno de extraterrestres no va a hacer que digamos que no es realista porque no hay extraterrestres. Así que no, realista puede que no sea. Que es difícil de creer, por supuesto. Pero por eso es ficción.

Rendición, Kayla Leiz

Conclusiones

Quiero acabar diciendo que, lo anterior, no es una justificación a las críticas. Es solo que quizás no se han pensado en que hay otra forma de ver la historia. De ahí que haya querido hacer este artículo para contar sobre la novela. De hecho, es lo que haré a partir de ahora con todas mis novelas porque sé que, así, mis lectores me conocerán un poco más (que espero haya lectores por aquí que lo lean).

Que podía haber quedado mejor, sin discusión. No soy una escritora de pluma dorada, no soy ni Cervantes, ni Quevedo ni Shakespeare. Soy Encarni Arcoya, o Kayla Leiz, una escritora que escribe y que, cada día, mejora un poquito más.

Rendición nació de una forma de sentir que tuve hace tiempo, que a veces aún me ataca, y me da esperanzas para salir y luchar. Pero, tanto Shanie como yo seguimos haciéndolo, aunque no lo tengamos que contar todo en nuestras propias historias.

10502079_1529414700636879_8343325953483926666_n

Si después de todo esto quieres comprar Rendición, aquí te dejo los enlaces.

Dónde comprar Rendición

Rendición en Google Play

Rendición en Casa del Libro

Rendición en Amazon.es
Rendición en Amazon.com
Rendición en Amazon.de
Rendición en Amazon.it
Rendición en Amazon.jp
Rendición en Amazon.mx
Rendición en Amazon.co.uk
Rendición en Amazon.in
Rendición en Amazon.fr

Rendición en itunes

Rendición en Fnac

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Comments1
Lorena Posted Febrero 11, 2016 at2:37 pm   Responder

Gracias por tus correos .mi nombre es lorena soy de chile y rendición me encanto no creo que los personajes sean planos el libro me hizo reír y llorar y creo que es porque tus lineas demuestran bien los sentimientos de los personaje mil gracias

Leave a reply